Espíritu de un Retiro


En Chintámani puedes encontrar la oportunidad única de practicar y estudiar en un ambiente controlado y contemplativo, en un lugar donde el silencio y la disciplina permitan la entrada de aire fresco a la espiritualidad.

La simplicidad e intensidad que se viven en un retiro espiritual te permite involucrarte más intensamente con tu vida y con la vida en general. La apertura emocional, la integración y la positividad que emergen durante un retiro, te permitirán percibir la interconexión entre todo lo que vive. Así, los retiros te brindan herramientas para construir una vida que no esté motivada por pequeñas preocupaciones egoístas o auto-centradas, ni por patrones de conducta habituales y automáticos, sino por una percepción de la amplitud de nuestras posibilidades y por acciones creativas que surgen de una mente clara.

Existe la noción equivocada de que un retiro es una forma de“huír” o de “esconderse” del mundo. Sin embargo, el objetivo de un retiro es todo lo contrario: es un espacio para que explores el ser honesto contigo mismo. La sencillez de las condiciones y la simplificación de las actividades del día permiten que tus propias resistencias personales y tus patrones mentales habituales se hagan evidentes. Así, un retiro es una oportunidad para un encuentro cercano contigo mismo, para así abrir la oportunidad al cambio.